Las dietas altas en grasa afectan a la calidad del semen.

Según un reciente estudio publicado en la revista Human Reproduction, las dietas ricas en grasas saturadas, pueden tener impacto en la calidad del semen.

El estudio llevado a cabo en Estados Unidos demostró que los hombres que comían regularmente comida rápida o altos niveles de grasas saturadas, tenían una menor concentración de espermatozoides.

Estudios anteriores han demostrado que consumir ácidos grasos Omega-3, presentes en el pescado y los aceites vegetales, mejoran la calidad del esperma.


La nueva investigación llevada a cabo por la Universidad de Harvard en Boston, se basó en realizar pruebas para analizar el esperma de 99 hombres durante 4 años y en que estos respondieran un cuestionario sobre su dieta.

Los resultados mostraron que los hombres que comían niveles elevados de grasas saturadas tenían un contoneo espermático un 43% menor y una concentración espermática un 28% menor que quienes consumían la menor cantidad de grasas.

Por otra parte, los hombres que consumían la mayor cantidad de ácidos grasos Omega-3 tenían el esperma con una estructura más normal que los que tomaban niveles bajos de ácidos grasos Omega-3.

El responsable de la investigación aseguró que llevar una dieta sana puede tener beneficios para la fertilidad masculina y para la salud en general.

Comentarios