Dieta para combatir el Asma.

En la dieta contra el asma no pueden faltar los alimentos ricos en vitaminas y, si es posible con efecto broncodilatador. Por eso nada mejor que incluir estos alimentos en tu dieta: 


  • Ajo: Este bulbo es un excelente broncodilatador, por lo que ayuda a aliviar el asma. Cuando se presenta una crisis, se aconseja tomar un diente de ajo crudo picado y batido con agua templada. Además, el ajo estimula el sistema inmunitario, previene las enfermedades infecciosas y ayuda a aliviar la mucosidad. Tiene por lo tanto, una doble acción: antiséptica y expectorante.
  • Miel: Las propiedades antisépticas de la miel son conocidas desde tiempos inmemoriales. La tradición popular recomienda tomar una cucharada de miel licuada con un poco de zumo de limón para aliviar las crisis asmáticas. Tomar una cucharadita de miel al día es un excelente preventivo contra esta dolencia.
  • Zanahoria: La gran cantidad de vitamina A que contiene la convierte en una hortaliza ideal para combatir el asma. Esta vitamina refuerza el sistema inmunitario, además de proteger y regenerar las mucosas del organismo. La zanahoria licuada, tomada en ayunas a diario, puede prevenir el asma y espaciar los ataques.
  • Acelgas: Las acelgas son ricas en magnesio, un mineral que dilata los bronquios y reduce la inflamación de las vías respiratorias. También son ricas en vitamina A y C, una combinación ideal para combatir esta enfermedad.
  • Kiwi: Todos los alimentos ricos en vitamina C, como el kiwi, son altamente recomendables para las personas con asma. Al estimular las defensas del organismo, esta vitamina previene las infecciones. Un solo kiwi puede cubrir nuestras necesidades diarias de vitamina C.
Además de incluir estos alimentos en tu dieta, sigue los siguientes consejos:

  • Tres raciones al día: La fruta y la verdura actúan como antioxidantes, protegiendo las vías respiratorias del estrés que les supone el ataque de bacterias o virus. Por esta razón, es muy importante que todos los asmáticos tomen tres raciones de vegetales al día.
  • Las buenas grasas: Los alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3 (pescado azul, frutos secos, aceites vegetales, aguacates, etc.) también resultan beneficiosos para luchar contra esta dolencia y los síntomas que produce.
  • Evitar las grasas saturadas: Por el contrario, los alimentos ricos en grasas saturadas (carnes rojas, embutidos, bollería industrial, comida rápida, etc.) hacen aumentar el riesgo de sufrir crisis asmáticas e incluso, reacciones alérgicas como el eccema.

Comentarios