Practicar Tai Chi ayuda a los enfermos de Parkinson a caminar.

Según un reciente estudio, practicar una hora de Tai Chi dos veces a la semana ayuda a los enfermos de parkinson a caminar.

Las personas con la enfermedad de parkinson a menudo sufren temblores en las extremidades y los músculos se les ponen rígidos, lo cual hace que cada vez les sea más difícil desplazarse.

Los responsables de la investigación asignaron aleatoriamente a 200 pacientes a tres grupos de ejercicios: 60 minutos de tai chi, estiramientos y entrenamiento de la fuerza.

Los pacientes que hicieron tai chi superaron en las pruebas de equilibrio y en la longitud de la zancada al resto de pacientes.

Aquello pacientes que estaban en el grupo de tai chi, también experimentaron menos caídas y aumentaron su resistencia.


Estos resultados son clínicamente significativos porque sugieren que el Tai Chi, un ejercicio de bajo impacto y moderado, se puede utilizar como complemento de las actuales terapias físicas, para hacer frente a algunos de los principales problemas clínicos de la enfermedad de Parkinson.

El tai chi conlleva la practica regular de técnicas de respiración profunda y relajación para calmar la mente, combinado con movimientos lentos y suaves.

Se basa en principios de la filosofía budista en la que hay dos fuerzas opuestas de la vida, el yin y el yang, que gobiernan la salud.

Los malos resultados de la salud son un desequilibrio de estas fuerzas, pero pueden ser corregidas por el tai chi mejorando el flujo de energía interna a través de todo el cuerpo, de acuerdo con estas creencias.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno degenerativo del sistema nervioso central. Los síntomas generalmente aparecen en personas mayores de 50 años e incluyen temblores en el cuerpo, rigidez y pérdida de equilibrio. Los medicamentos y la cirugía son dos tratamientos posibles, sin embargo aún no hay una cura conocida.

Comentarios