El ayuno puede ayudar a combatir el cáncer y hacer los tratamientos más eficaces.

Según un reciente estudio publicado en la revista Science Translational Medicine, ayunar durante periodos cortos de tiempo puede ayudar a combatir el cáncer y aumentar la eficacia de los tratamientos.

El estudio encontró que el ayuno frenó el crecimiento de los tumores y curó ciertos tipos de cáncer cuando se combinó con la quimioterapia.

Se espera que el descubrimiento impulse el desarrollo de planes de tratamiento más eficaces, y ya se ha puesto en marcha una mayor investigación.

Los responsables del estudio encontraron que las células tumorales respondieron de manera diferente al estrés del ayuno en comparación con las células normales.

En lugar de entrar en un estado de latencia similar a la hibernación, las células continuaron creciendo y dividiéndose, al final las propias células destruyeron las células tumorales.


El profesor Valter Longo de la Universidad del sur de California comentó que lo que estaban viendo era un suicidio celular. La célula cancerosa trata de compensar la falta de nutrientes en la sangre después del ayuno. Intenta reemplazarlos pero no puede y muere.

El profesor Longo y su equipo estudiaron el impacto que el ayuno tenía en el pecho, el tracto urinario y el cáncer de ovarios en ratones.

El ayuno sin quimioterapia ha demostrado disminuir el crecimiento del cáncer de mama, cáncer de piel, cáncer de glioma cerebral y el neuroblastoma que es un tipo de cáncer que se forma en el tejido nervioso.

En cada caso la combinación del ayuno con la quimioterapia hizo que los tratamientos fueran aún mas eficaces.

Múltiples ciclos de ayuno combinados con la quimioterapia curaron el 20% de los cáncer altamente agresivos, mientras que se curaron un 40% de los cáncer con una extensión limitada.

Ninguno de los ratones sobrevivieron cuando fueron tratados únicamente con quimioterapia.

Los investigadores ya están investigando los efectos del ayuno en pacientes humanos, pero solo el ensayo clínico confirmará si los pacientes humanos con cáncer pueden beneficiarse realmente de la restricción calórica.

Los resultados de un ensayo clínico preliminar serán presentados en Chicago en Junio, en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Cáncer (OSCO) .

Comentarios