Dieta para combatir el Lumbago.

Hacer un mal gesto, mantener una postura inadecuada o realizar un sobreesfuerzo al que no  estamos acostumbrados pueden causar lumbago, una contractura en los músculos de la zona de los riñones. Para combatirlo nada mejor que incluir los siguientes alimentos en tu dieta:


  • Brócoli: Con la bajada de las temperaturas, apetece cada día más comer esta verdura, más suave y tierna que la coliflor. Su riqueza en vitamina C es muy  útil durante los meses fríos y húmedos, ya que activa la circulación de las personas mas sedentarias y fortalece la musculatura.
  • Caballa: Aparte de proteínas, el pescado azul es una fuente esencial de ácidos grasos beneficiosos. Los expertos creen que estas grasas frenan la producción de las sustancias responsables del dolor y ayudan a rebajar la inflamación de los tejidos.
  • Huevos: El 94% de la clara del huevo es proteína. Las proteínas y el ejercicio previenen la debilidad de la musculatura y la pérdida de elasticidad de los músculos, dos de las causas que pueden propiciar el lumbago. Si te notas debilitado, vale la pena aumentar la ingesta de huevos, lácteos, carne y pescado. El huevo, además, contiene triptófano, una sustancia que aumenta la resistencia al dolor.
  • Arroz integral: El salvado de la cáscara del arroz integral contiene cantidades importantes de silicio. Este principio ayuda a prevenir las enfermedades vinculadas a las articulaciones. 
  • Albaricoques secos: También llamados orejones, contienen dos de los minerales que resultan imprescindibles para relajar la musculatura de la espalda: potasio y magnesio. Esta perfecta combinación los convierte en un alimento muy especial en el tratamiento del lumbago. Come un puñadito diario al a hora de la merienda.

Comentarios