Propiedades del Limón.

El limón goza de una gran fama por las múltiples propiedades saludables que se le atribuyen, desde combatir la hipertensión y las infecciones a contrarrestar el estrés. Pero también se conoce por sus usos en cosmética, en perfumería e incluso en química, como desinfectante y agente de limpieza.

A pesar de su notable acidez, el limón tiene un efecto alcalinizante, gracias a que sus ácidos se convierten en sales básicas en el sistema digestivo, lo que previene numerosas enfermedades. 


Tradicionalmente se ha dicho que sus beneficios son debidos a que purifica la sangre, favoreciendo la eliminación de virus y bacterias. La abundancia de vitamina C, que activa las células inmunitarias, justifica los usos en este sentido, pero seguramente desempeñan un papel importante los incontables fitoquímicos que posee el limón. Uno de los más estudiados, por su potencial para promover la salud y por su seguridad, es un terpeno denominado limoneno. Tanto es así que los investigadores intentan actualmente diseñar alimentos enriquecidos con limonoides para potenciar su efecto preventivo. En concreto, se ha sugerido que los limonoides podrían reducir el riesgo de trastornos degenerativos, hipertensión, cataratas, infarto y algunos cánceres.

El zumo de limón es una gran alternativa al vinagre en las ensaladas y da un contrapunto ácido que enriquece gran variedad de recetas. Además evita que ennegrezcan muchas verduras y frutas. De ahí que sea ideal para condimentar cualquier plato con coles, verduras de hoja verde, aguacates, alcachofas, champiñones o manzanas, entre otros alimentos que tienden a oscurecerse.

Comentarios