Propiedades de la Lechuga.

Es una de los alimentos mas accesibles y ricos de fibra, vitaminas y minerales.

La lechuga tiene muchos amigos y pocos enemigos, así que se ha convertido en un ingrediente imprescindible de las ensaladas que deben presidir todo menú sano. Es una suerte porque sus cualidades nutritivas son muchas.

La lechuga era ya cultivada por los romanos, que la empleaban contra las enfermedades del hígado y contra el insomnio.

Decenas de estudios han relacionado el consumo frecuente de lechuga y otras verduras de hoja con un riesgo menor de padecer cáncer, en especial de estómago. La explicación es su contenido en fibra, betacaroteno, vitaminas C y E, así como en minerales como el magnesio y el hierro, y flavonoides antioxidantes.


Debido a que drena el hígado, ejerce una acción depurativa general del organismo. También posee propiedades hipoglucemicas, lo que hace aconsejable su consumo para los diabéticos. A la hora de comerla hay que tener en cuenta que la cantidad de vitaminas es mucho mayor en las hojas verdes de la parte exterior que en las pálidas hojas interiores, y hasta 50 veces más en el caso de los carotenos, así que no hay que eliminar más de las estrictamente necesarias.

Al cortar el tallo de una lechuga se puede observar cómo sale un líquido similar a la leche. Esta sustancia es rica en compuestos con poder somnífero. Se puede aprovechar esta propiedad consumiéndola de noche o incluso en forma de cocimiento o zumo.

Comentarios