Los tomates cocidos ayudan a combatir el Cáncer de Próstata.

Según un estudio de la Universidad de Portsmouth, los tomates cocidos ayudan a protegerse contra el cáncer de próstata.

El estudio encontró que el licopeno, el pigmento que le da el color rojo a los tomates, puede frenar el crecimiento e incluso destruir las células anormales.

El estudio se basa en una larga lista de investigaciones que consideran que el tomate puede combatir esta enfermedad que mata a 10.000 hombres en Reino Unido cada año.

El licopeno, está presente en muchos alimentos pero su concentración es mucho mayor en los frutos del tomate.

Los diferentes nutrientes se encuentran en las múltiples variedades de tomates que existen y ahora los científicos están investigando que tipo de tomate es el mejor.


Los resultados sugieren que la salsa de tomate y otros productos a base de tomate son más eficaces que los tomates crudos, ya que, al cocinar esta fruta se ayuda a descomponer las paredes celulares, lo que aumenta la cantidad de licopeno en libertad.

Durante los experimentos de laboratorio se demostró que el licopeno interrumpe el crecimiento y la propagación de las células cancerosas, mediante la prevención de los enlaces a la fuente de la sangre.

Estas pruebas se realizaron en tubos de ensayo en el laboratorio y ahora los científicos están llamando a pacientes con cáncer de próstata para comprobar si se produce la misma reacción en el cuerpo humano.

Comentarios