Dieta para reducir el ácido úrico y prevenir la gota.


Las personas con niveles altos de ácido úrico son más proclives a formar piedras en elriñón y a sufrir un ataque de gota. La gota es un trastorno muy doloroso que daña el cartílago y el hueso, por lo que afecta a la movilidad de las articulaciones. Por eso para reducir estos molestos síntomas nada mejor que incluir los siguientes alimentos en tu dieta:

  • Huevo: Es de los alimentos más recomendables en la dieta de las personas que han sufrido un ataque de gota repentino. A pesar de ser rico en proteínas, no contiene purinas, una sustancia presente en algunos tipos de proteínas y que aumenta los niveles de ácido úrico.
  • Nueces: No contienen purinas y, además, son muy ricas en ácidos grasos. Este tipo de grasa reduce la rigidez de las articulaciones y ayuda a frenar el proceso inflamatorio.
  • Calabacín: Es una hortaliza de gran acción diurética, de ahí que ayude a arrastrar el ácido úrico a través de la orina y prevenga la formación de piedras en el riñón. Con este mismo fin, aumenta la ingesta de alcachofas, patatas, judía verde, tomate y cebolla. Un remedio que ayuda a limpiar el organismo de ácido úrico es beber dos tazas de caldo de cebolla con jugo de limón a diario.
  • Cereza: Toda la fruta es beneficiosa, pero las cerezas lo son de forma especial. Para disminuir el nivel de ácido úrico en la sangre y prevenir un ataque de gota haz la siguiente cura: come durante una semana entre 15 y 25 cerezas a diario. Durante el ataque, la cereza ayuda a reducir la inflamación y vencer el dolor.
  • Pollo: Es la carne con menos purinas. En caso de tener los niveles de ácido úrico altos, no elimines los alimentos proteínicos (carne y pescado) de golpe porque tanto el exceso como la falta de proteínas puede ser un problema. Normalmente, basta con moderar su consumo y tomar raciones pequeñas.

CÓMO PREVENIR UN ATAQUE DE GOTA.

  • El alcohol: Consumir cuatro o cinco bebidas alcohólicas al día aumenta dos veces y medio el riesgo de sufrir gota. La razón: sube los niveles de ácido úrico y dificulta su eliminación a través de la orina. Seguida de los licores, la cerveza es la bebida más perjudicial. El vino, en pequeñas dosis, es el único tipo de alcohol permitido.
  • Evita las comidas copiosas: El ataque de gota puede ser desencadenado por una comida copiosa y grasienta. Cuidado con los ayunos prolongados, tan perjudiciales como los atracones.
  • Luz verde al café y al té: Estas bebidas no afectan los niveles de ácido úrico. También puedes consumir, sin problemas, chocolate, leche y derivados.
  • Ni las verduras se libran de las purinas. Esta sustancia es perjudicial entre las personas que sufren ataques de gota, porque aumenta el nivel de ácido úrico en la sangre. Aunque la mayoría de alimentos vegetales contienen pocas purinas, conviene limitar el consumo de legumbres (una vez a la semana) y evitar las espinacas, la coliflor, la col, los espárragos, la soja, las setas, la levadura de cerveza y las habas.
  • Carne roja y vísceras: Cada ración de carne de más aumenta un 20% el riesgo de padecer la gota, sobre todo entre varones que ya han sufrido un ataque. La carne de caza, de ternera, cordero o cerdo son las que mayor contenido en purinas tienen. Mucha precaución con los embutidos, los caldos de carne y las vísceras.
  • Mariscos, salazones y pescado azul: Especialmente las personas con sobrepeso tienen que moderar el consumo de marisco y pescado azul de pequeñas dimensiones (anchoa, arenque, caballa, sardina), tanto fresco como en conserva.