Dieta para depurar el organismo después de la Navidad.


Tras las fiestas, lo más normal es que nuestro aparato digestivo esté agotado. Para concederle un descanso, nada mejor que tomar alimentos depurativos, ideales para eliminar las toxinas que se acumulan en nuestro organismo. Por tanto, mostramos una dieta que te ayudará a depurar el organismo después de estas Navidades.

  • Uva: Laxante y depurativa, la uva es la fruta más adecuada para esta época del año. Al contener agua, estimula la actividad de los riñones y favorece la eliminación de las toxinas. También depura el hígado, purifica la piel y elimina los granitos. Para beneficiarte mejor de sus cualidades, es mejor que la tomes entre horas.
  • Calabaza: Es una hortaliza altamente diurética y, por lo tanto, desintoxicante. Rica en vitamina E y minerales como el hierro y el fósforo, la calabaza es nutritiva y ligera.
  • Limón: El limón regula y estimula las secreciones gástricas, por lo que resulta muy adecuado para combatir las dolencias intestinales y hepáticas. Al remineralizar el organismo, es una ayuda muy valiosa para recuperarse tras los atracones navideños. Puedes tomarlo en ayunas a diario, mezclado con la misma cantidad de agua tibia.
  • Puerros: El puerro ejerce una acción muy benéfica sobre el aparato digestivo. Al estimular el tránsito intestinal, combate el estreñimiento y evita la flatulencia, eliminando las toxinas del organismo. Además, combate los hongos y bacterias que pueden acumularse en el intestino. Rico en potasio, calcio, fósforo, sodio y hierro, ayuda a remineralizar el organismo agotado.
  • Judías Verdes: Es una verdura con alto contenido en fibra, por lo que, combate el estreñimiento y limpia el intestino. También mejora los niveles de colesterol azúcar en sangre.

Una buena dieta que puedes seguir durante tres días para que tu cuerpo vuelva a la normalidad sería:

  • Al levantarte en ayunas: Toma un vaso de agua tibia con zumo de limón y una cucharadita de miel.
  • Desayuno: Fruta (uva, manzana) y una rebanada de pan integral con miel. Un té o un café descafeinado.
  • Comida: Sopa de verduras. Pollo o pescado a la plancha. Fruta.
  • Merienda: Un zumo de fruta.
  • Cena: Zumo de zanahoria y apio, arroz integral con aceite de oliva, un huevo escalfado o pollo o pescado a la plancha.

Recuerda: Esta dieta solo puede hacerse durante tres días. Si deseas prolongarla un poco más, añade dos vasos de leche al día y, en las comidas, dos rebanadas de pan o pasta, arroz o legumbres con un poco de aceite de oliva.
Con esta sencilla dieta y un poco de ejercicio y dos litros de agua al día conseguirás perder las toxinas acumuladas durante las fiestas y te sentirás mucho mejor.