Dieta para combatir la anemia.

Hay varios tipos de anemia, aunque la más común es la producida por déficit de hierro. Puedes prevenirla y combatirla incluyendo en tu dieta los siguientes alimentos:

  • Remolacha: La alta proporción de hierro de la remolacha la convierte en un alimento que combate la anemia desde dos frentes. Por una parte nos permite disponer de más energía y, por la otra, aumenta la producción de glóbulos rojos en la sangre, los encargados de oxigenar las células del organismo.
  • Carne roja: Indiscutiblemente es muy rica en hierro y, por esa razón, se considera un alimento casi indispensable en cualquier dieta. La carne con mayor proporción de este mineral es la codorniz y la perdiz, el potro, el conejo y la ternera (el bistec y el solomillo). El foie, el hígado y la morcilla son alimentos a tener en cuenta, aunque conviene saber que tiene mucha grasa saturada y no conviene abusar de ellos.
  • Naranja: La vitamina C de esta fruta aumenta la absorción de hierro, sobre todo cuando este mineral proviene de alimentos vegetales. Es muy indicado acompañar los platos de lentejas, espinacas..etc. con zumos de naranja naturales. Si tomas complementos dietéticos de hierro, refuerza su acción tomándolos con zumos de naranja o limón y pieles de manzana.
  • Lentejas: Junto a la soja, es una de las mejores fuentes vegetales de hierro. Ya que el organismo le cuesta más absorber el hierro proveniente de vegetales que el de la carne o el pescado, conviene comer lentejas mezcladas con cereales, como arroz. Así aumentarás su valor nutricional.
  • Mejillones: Los mejillones, las ostras, los berberechos y las almejas contiene mucho hierro. Al ser alimentos muy bajos en materia grasa y calorías, su consumo es muy aconsejable en dietas de adelgazamiento estrictas.

Además para favorecer la absorción de hierro debes evitar los siguientes alimentos:

  • El Té: Esta bebida, si está muy cargada, reduce aproximadamente a la mitad la absorción de hierro de alimentos.
  • El consumo elevado de calcio: Al igual que en el caso anterior, el organismo no asimila totalmente el hierro si se ingieren grandes cantidades de calcio, mineral presente en la leche, el yogur, el queso curado, el brócoli, las espinacas o las almendras. Así que no hay que abusar de ellos mientras nos recuperamos de una anemia.
  • Salvado de avena: Conviene evitar este complemento en una dieta rica en hierro ya que uno de sus componentes obstaculiza la absorción del hierro de los alimentos que se comen en la misma comida que el salvado de avena.
  • Comer en exceso: No conviene aumentar la cantidad de alimentos que ingerimos, sino  llevar una dieta más variada y saludable. Otro error es pensar que se puede combatir la anemia con un exceso de grasa (embutidos, fritos,etc.)

Comentarios