Comer zanahorias y apio podría prevenir el cáncer de colon.

Según un reciente estudio de la Universidad de Hallym en Corea, comer apio y zanahorias podría prevenir el cáncer de colón, ya que, estas dos hortalizas contienen luteolina, un flavonoide que desempeña un papel muy importante en el cuerpo humano como antioxidante y modulador del sistema inmunitario. Este flavonoide puede bloquear el crecimiento de las células cancerígenas.

La luteolina también está presente en el pimiento verde, el tomillo, la manzanilla, la menta y el romero.

Sin embargo se necesita seguir investigando más para encontrar como el compuesto podría convertirse en un eficaz agente antitumoral.


Según esta investigación publicada en la revista BMC Gastroenterology,  este compuesto inhibe el crecimiento de las células IGF y PI3K, muy importantes en el crecimiento del cáncer de colon.

El cáncer de colón es el segundo tipo de cáncer que más muertes causa al año, y se sabe que las células tumorales del colon presentan niveles elevados de IGF en comparación con las células del colon no cancerígenas.

Los investigadores creen que esto es parte del mecanismo que que permite la división celular de forma incontrolada y por lo tanto un crecimiento rápido del cáncer de colon.

La luteolina se ha demostrado que es capaz de bloquear la secreción de IGF en las células del colon. El bloqueo de estas vías impide que las células se dividan y conduce a la muerte celular.

Según los investigadores, este estudio demuestra que la luteolina interfiere con la señalización celular en las células con cáncer de colon y esto es un paso adelante en la comprensión del funcionamiento de este flavonoide. Pero aún se necesitan más estudios para determinar como podría llegar a convertirse en un agente  quimiopreventivo efectivo.

Comentarios