Dieta y Remedios Naturales para combatir la Afonía.

Los cambios climáticos bruscos, la calefacción, y a veces, una infección vírica pueden provocar la afonía. Incluyendo los siguientes alimentos en tu dieta volverás a recuperar tu voz.

  • Grosella: Es una de las frutas que mejor protege las mucosas y rebaja la inflamación debido a su gran contenido en antocianinas. Para combatir la hinchazón de la laringe, presente en muchos casos de afonía, nada mejor que beber a diario un zumo natural de grosellas negras licuadas y realizar gárgaras en cada trago.
  • Mora: La infusión de las hojas de la zarzamora tiene un efecto antiinflamatorio de la mucosa de la laringe y acelera la curación de la afonía. Para mejorar la voz ronca que va acompañada de tos seca, pasa por la licuadora 100g de moras silvestres, calienta a fuego lento el jugo obtenido y, a continuación, realizarás gárgaras.
  • Limón: Muy aconsejable cuando la afonía ha sido consecuencia de la acción de un virus. El limón refuerza el sistema de defensas que combate la infección y favorece el crecimiento celular de los tejidos gracias a su aporte en vitamina C. Si la afonía produce dolor, bebe zumo de limón con miel. El limón desinfecta y la miel suaviza las paredes de la laringe.
  • Piña: La pulpa de la piña fresca, especialmente el corazón es rica en bromelina, un nutriente especialmente indicado para la afonía. Ante los primeros síntomas, no dudes en comer tanta piña natural como puedas a lo largo del día.
  • Miel: Es, sin duda, el cicatrizante natural con acción antibiótica más utilizado en la historia de la medicina natural. Recuerda no calentar en exceso la miel, ya que con el calor pierde parte de sus propiedades antisépticas.


Además de incluir los alimentos anteriores en la dieta, para conservar la voz es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  • Bebe líquido: Es muy importante tomar dos litros de agua al día. Este consejo es todavía más importante entre fumadores.
  • Evita los alimentos irritantes: Las bebidas muy frías y muy calientes empeoran el estado de la laringe, así como los platos picantes y los salados. El alcohol y la cafeína son otros de los enemigos de la voz.
  • Ambientes secos: Es necesario humidificar el ambiente para evitar que las mucosas de la garganta se resequen. El humo del tabaco, el de la cocina, el polvo y la contaminación atmosférica también perjudican las cuerdas vocales.

Comentarios