Dieta para desempacharse de las comidas navideñas.

En estas fiestas es normal que comamos más de lo habitual. Aunque muchos de esos excesos navideños acaban en empacho… piensa que hay alimentos, que incluyéndolos en la dieta, pueden prevenirlo y combatirlo.


Así que estas navidades, asegúrate que incluyes los siguientes alimentos en tus comidas navideñas.

  • Limón: Para hacer tus comidas más digestivas, aliña los platos con limón. Como postre,  es muy indicado ya que la tarta o el sorbete de esta cítrica fruta ayuda a bajar la comida. Si te sientes empachado, prepara un zumo de limón con un poco de agua tibia y tómalo tres veces al día.
  • Apio: El 90% del apio es agua y, por esta razón, limpia como ninguna otra verdura el aparato digestivo. Si la piña acelera la asimilación de las proteínas, el apio facilita la digestión de los hidratos de carbono (pan, pasta, bizcochos..etc.). Inclúyelo en tu menú navideño (en ensaladas, caldos…etc.) y verás como todos tus invitados te lo agradecen. El jugo de apio cura tanto la diarrea como el estreñimiento, por lo cual es uno de los mejores alimentos para frenar empachos.
  • Yogur: Es muy beneficioso tomar un yogur natural con bífidus activo para que la flora intestinal se restaure, sobre todo, después de haber tenido diarreas o haber sufrido una intoxicación.
  • Hinojo: Sustituye el café o el té por una infusión de hinojo cuando consideres que has comido en exceso. Acabará con los gases y te ayudará en caso de estreñimiento. Si te has pasado con alimentos grasos, ésta es tu planta, ya que desintoxica el intestino y elimina glúcidos en la sangre.
  • Piña: Las enzimas de la piña facilitan la digestión y, además, es una fruta que acelera la absorción de las proteínas. Por eso, acabar las celebraciones con esta ácida y dulce fruta tropical es una buena forma de evitar empachos. Si es en almíbar, este consejo no funciona, hay que tomarla natural.

Para disfrutar de la comida esta navidad, sin que tu salud se vea resentida sigue estos consejos:

  • Pescado, mejor que carne: Como las cantidades de los menús navideños suelen ser generosas, es mejor elegir alimentos poco calóricos, como el pescado. Si no te gusta, recuerda que el cordero, el pato o el cabrito son carnes más pesadas que las de caza como la liebre, la perdiz, la codorniz o el ciervo.
  • Guarniciones ligeras: Acompaña los platos con guarniciones ligeras en calorías como espárragos, cebolla asada, trocitos de zanahoria…etc.
  • Postres digestivos: Tras una comida abundante, evita los dulces. Es mejor que ofrezcas fruta o frutos secos. Deja los turrones y los polvorones para la tarde.
  • Cuidado con el aperitivo: Con frecuencia es en el aperitivo cuando se cometen mayores excesos. Evítalo limitándote a tomar los menos calóricos (marisco, boquerones, ramas de apio, ensaladas…etc.)
  • Alternativas al alcohol: Aunque es tradicional brindar con una copa de vino o cava, no está de más que ofrezcas batidos, zumos, etc. Recuerda, además, que el agua con gas y los refrescos de cola favorecen la digestión.

Comentarios