Propiedades de la Uva.

Rica en antioxidantes, previene infecciones y trastornos cardiovasculares.

La uva es una de las frutas que caracterizan la dieta mediterránea. Tanto la fruta como el zumo o mosto son un exquisito y saludable alimento, el más completo según el padre de la medicina occidental, el griego Hipócrates.

Sus azúcares son muy fáciles de digerir, por lo que es una buena fuente de energía, pero destaca sobre todo por sus efectos desintoxicantes. Estos se deben a que alcaliniza el sistema digestivo y favorece el equilibrio de la flora bacteriana. Además estimula el funcionamiento de los riñones y el hígado, órganos que se encargan de la eliminación de residuos.


No es muy abundante en vitaminas, pero contiene todas del grupo B. La vitamina B6 tiene efectos calmantes que ayudan a conciliar el sueño: basta con tomar un zumo antes de acostarse.

Contiene además cantidades nada despreciables de potasio, magnesio, selenio, cinc y hierro, lo que ha hecho que muchos productos antianémicos naturales tengan como base el mosto concentrado.

Buena parte de sus efectos positivos se deben a su contenido en flavonoides. Protegen los vasos sanguíneos, previenen la arteriosclerosis, el infarto y la embolia cerebral, y refuerzan las defensas del organismo porque combaten los radicales libres. Uno de estos flavonoides, el resveratrol, se ha demostrado especialmente eficaz para prevenir el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. También contiene betacaroteno, que transformado en vitamina A protege la vista y las mucosas, siendo un potente antioxidante.

Solo deben moderar el consumo de uva las personas con propensión a formar piedras en el riñón, los diabéticos, pues sus azúcares se absorben rápidamente, y las que sean alérgicas a la aspirina.

Investigaciones recientes sugieren que el jugo de uva, y especialmente el mosto de uva negra, puede resultar de ayuda en el tratamiento de las infecciones urinarias, pues se ha comprobado que puedo inhibir el crecimiento de cepas bacterianas  patógenas, favoreciendo su eliminación antes de que se conviertan en un problema.

También es útil en la prevención cardiovascular, pues su alto poder antioxidante se suma a una acción fluidificadora de la sangre, y por ello previene las trombosis y las embolias.

El mosto resulta un tónico excelente para las mucosas. Se utiliza tanto ingerido como en colutorios para enjuagar la boca. Por otro lado, como las pepitas también contienen antioxidantes y un aceite saludable, lo idóneo es masticarlas e ingerirlas también.

150 gramos de uva aportan 110 calorías, el 10% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, el 7% de hierro, el 7% de vitamina B6 y el 6% de vitamina B1.

Comentarios