Dieta para combatir el estreñimiento. Remedios Naturales

El estreñimiento afecta a una de cada cuatro personas. Es un problema más común de lo que parece y de sencilla solución si introduces los siguientes alimentos en tu dieta.

  • Puerro: Es de las verduras más beneficiosas por dos motivos. Actúa como un alimento laxante y además limpia el estómago y el intestino de bacterias y virus. Esta propiedad depurativa se ha de tener muy en cuenta, ya que, cuanto menos vamos al baño, más tiempo permanecen los alimentos en el intestino y, como consecuencia, nuestro organismo absorbe más toxinas.


  • Ciruelas: Comer una o dos ciruelas nada más despertarse es un remedio infalible. Por si fuera poco, también te ayudarán a combatir el estrés, un factor que propicia el estreñimiento.
  • Higos: Sus propiedades curativas se utilizan desde la antigüedad. Esta fruta no sólo favorece la digestión sino que su alto contenido en fibra la convierte en un suave laxante. Contrariamente a lo que se cree, los higos frescos son muy poco calóricos. Los higos secos tienen idéntico poder laxante, como los orejones, las pasas y las ciruelas secas.
  • Pan de centeno: El pan elaborado con harina integral de centeno es saciante y realmente eficaz para combatir el estreñimiento de forma rápida. Es un pan de textura densa y sabor intenso. También lo puedes encontrar con pipas de girasol y semillas de lino.
  • Lentejas: Recuperar las legumbres en la dieta es una necesidad. De hecho, si nuestros abuelos no se quejaban de estreñimiento es porque consumían suficientes potajes de lentejas, garbanzos y alubias. Si sufres gases, opta por las lentejas, que son las que menos flatulencias producen.

Además deberías acostumbrarte a:

  • Beber más de dos litros de agua al día. El líquido ablanda la materia fecal facilitando su expulsión.
  • Intenta evitar los alimentos astringentes como el plátano verde, el chocolate, el membrillo fresco, el limón y el arroz.
  • Come a la misma hora. Te ayudará a que tu organismo pueda seguir una rutina a la hora de hacer la digestión y al ir al baño. Por esta razón se sufre más estreñimiento.
  • Masticar sin prisas. Favorece la digestión y facilita la evacuación.
  • No te estreses. Los nervios no te ayudarán a relajar los músculos. Tampoco es bueno estar horas en el baño, ya que puede provocar hemorroides.
  • Evitar la vida sedentaria. Hacer deporte es la forma más saludable y divertida de estimular el intestino.
  • No abusar de los laxantes. Algunos son muy agresivos. Otros dejan de hacer efecto porque el cuerpo se acostumbra a ellos.

Comentarios