Las dietas ricas en azúcar aumentan las probabilidades de sufrir cáncer de útero.

Según un reciente estudio, comer galletas, bollos o pasteles con regularidad aumenta el riesgo de una mujer de desarrollar cáncer de útero.

Las mujeres que tomaban dulces dos o tres veces a la semana tenían un 33% mas de probabilidades de desarrollar un cáncer que aquellas otras que rara vez tomaban dulces.
En las mujeres que tomaban dulces mas de tres veces a la semana el riesgo de caer enfermo con un tumor aumentó un 42%.

Sin embargo, sus posibilidades de contraer este tipo de cáncer siguen siendo bajas, ya que, según el estudio durante 18 años consumiendo dulces las que desarrollaron este cáncer fueron poco mas del 1%.
Los investigadores describen este resultado como modesto pero justifican que requiere una mayor investigación.
Expertos británicos en cáncer hacen incapie en que es demasiado pronto para sacar conclusiones.



Para buscar un vínculo entre los alimentos azucarados y el cáncer de útero , los científicos suecos estudiaron los datos de miles de mujeres que entre 1987 y 1990, habían respondido a muchas preguntas sobre la   dieta, el estilo de vida , el peso y la salud en general. Diez años mas tarde, las que seguían vivas respondieron a una batería de preguntas mas amplias sobre sus hábitos alimenticios.
En 2008 los investigadores compararon las respuestas de las mujeres con sus registros médicos, en concreto en busca de diagnósticos de cáncer de endometrio (la forma mas común de cáncer de útero). Encontraron 729 casos de las 61.226 mujeres estudiadas.

Había muy poco o ningún aumento de cáncer en aquellas mujeres que tomaban azúcar en alimentos como golosinas, refrescos o mermeladas.
Pero las mujeres que tomaban frecuentemente bollos, pasteles y galletas su riesgo aumentó un 42% mas que aquellas otras que tomaban dichos alimentos cada 15 días o menos.

No estaba claro porque algunos dulces estaban relacionados con el cáncer y otros no.

El estudio analizó la frecuencia de las voluntarias que comieron golosinas  pero no específicamente en que cantidad. Sin embargo los que superaban un consumo de mas de 35 gramos de azúcar al día el riesgo del tumor aumentó un 36%.
Los científicos determinaron que hay varias formas en que los dulces podrían hacer subir el riesgo de contraer cáncer. Una de ellas es que la sobrecarga de azúcar hace que el cuerpo libere mas insulina, lo que puede estimular el crecimiento excesivo de las células del endometrio.
Otra forma es que el azúcar aumenta los niveles de la hormona estrógeno  descontrolando las células, lo que es una característica clave del cáncer.

Sus hallazgos fueron publicados en la revista Cáncer Epidemiology, Biomarkers and Prevention.
Yinka Ebo, gerente de información de salud en  el Cáncer Research del Reino Unido afirmó que mantener un peso saludable y mantenerse físicamente activo son las mejores maneras de reducir el riesgo de sufrir un cáncer de útero.

Ella agregó : "este estudio muestra que consumir gran cantidad de azúcar y algunos alimentos azucarados puede aumentar el riesgo de cáncer de útero, pero tendremos que ver estudios como este repetidos en otros grandes estudios para poder obtener conclusiones claras"

El cáncer de endometrio afecta a 6.400 mujeres al año en el Reino Unido y la muerte de unas 1000 por año.

El riesgo aumenta con la edad, el peso y la genética . Sin embargo, tener hijos parece reducir este riesgo.

Comentarios