Plantas para disminuir los efectos de la quimioterapia.

Las siguientes plantas no son una cura del cáncer, pero sí una ayuda para combatir el mal trago de la quimioterapia y la radioterapia, ya que tienen propiedades para disminuir los terribles efectos de la quimioterapia.

No obstante, y aún no curando (al menos demostrado científicamente), suelen convertirse en grandes aliadas en la prevención de la aparición de cualquier tipo de cáncer.




  • Aloe Vera: Para las lesiones por la radioterapia lo mejor es combinar gel de aloe con centella asiática. Por otra parte, el aceite de borraja, rico en ácidos grasos, evita que la dermis se endurezca.
  • Gengibre : Los pacientes que toman gengibre tres días antes y tres días después de las sesiones de quimioterapia notan un descenso de las náuseas y los vómitos.
  • Lavanda : Los aceites esenciales de plantas aromáticas como la lavanda, la rosa o el geranio, vaporizados en el ambiente del enfermo, ahuyentan la ansiedad y calman el dolor.
  • Cardo Mariano : Esta planta tiene efectos positivos contra el daño hepático y el daño vascular provocado por la quimioterapia. El desmodium también sierve para fortalecer el hígado.
  • Eleuterococo : Combate la fatiga asociada a un estado anímico decaído. Hay que consumirlo cada mañana y nunca durante más de tres meses seguidos.
  • Ginseng : Esta raíz milenaria es ideal para combatir el cansancio provocado por los tratamientos y compensar los daños de la radioterapia, sobre todo en los glóbulos blancos.
  • Equinácea : De sobra es conocido su poder para reforzar las defensas. En este caso, se puede emplear en la quimioterapia para reequilibrar la flora intestinal. Lo ideal es tomarla al menos 15 días al mes o cinco días de cada siete.

Comentarios