Una operación de pecho como regalo de cumpleaños para una niña de 7 años.


¿Puede agradecer una niña de 7 años un regalo como este?La respuesta es que sí, ya que la niña está totalmente concienciada con la importancia y beneficios de la cirujía estética, gracias a la influencia de su madre, Sarah Burge.
Las excentricidades de Sarah Burge la hicieron popular en Reino Unido. Y estas mismas excentricidades también han dado a conocer a su hija de siete años. La británica, también archoconocida como la 'Barbie humana'es famosa en su país por los extremos que ha alcanzado con la cirugía estética.
A sus 50 años reconoce haber pasado por quirófano para someterse a más de 100 operaciones estéticas. Intervenciones en las que se ha gastado más de 500.000 libras en dichas intervenciones.
Salieron en la revista 'Closer'
Su obsesión por la perfección parece no tener fin. Tanto, que ha decidido que el mejor regalo para su hija Poppy de siete años, es un vale por una operación de pecho, según informa el 'Daily Mail'. Eso sí,vale del que no podrá disfrutar hasta que cumpla los 16, edad legal en Reino Unido para una cirugía estética.
¿Le puede hacer ilusión a una niña pequeña un regalo así? Al parecer la niña está "extremadamente feliz".
"Poppy gritó con locura cuando vio el vale. Ella me había rogado operarse los pechos para agrandarlos. Así que decidí darle este regalo para que pueda hacerlo cuando tenga la edad legal en Gran Bretaña, que es a los 16 años", explica su madre.
En el caso de que la naturaleza dote a la pequeña de unos "pechos suficientemente grandes, entonces podrá canjear su vale por otra operación que considere más necesaria", añade.
Con un regalo así, la fiesta de cumpleaños no podía quedarse atrás. Burges maquiilló a su hija, le puso extensiones y le pintó las uñas, entre otros detalles.
Por supuesto, Poppy tenía configurada su lista de deseos. "Para mi cumpleaños quería un ordenador, un viaje y un vale para agrandarme los pechos. Cuando mi mamá me lo dio todo me puse muy feliz y mis amigas sintieron celos. No puedo esperar para operarme y tener pechos como los de mi mamá", dijo la niña.
De momento, será su madre la que vuelva a psar primero por el quirófano. Ya planea para su 51 cumpleaños una liposucción e implantes en los glúteos, entre otras cirugías.


Fuente: El Mundo
..........................................

Comentarios

  1. un regalo original... aunque un poco prematuro pues la niña puede ser que a 9 años vista no tenga esa necesidad, si no la de tener preparada la dotación de fondos pertinentes para el cercano pago de la universidad!!

    seguir así, muy interesantes y curiosos los artículos

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario