La dieta de una embarazada influye en los genes del bebé.

................................................................................

.
En contra de lo que antiguamente se pensaba, la genética no es inmutable y agentes del entorno pueden influir en los genes de un bebe. La dieta, el estrés, el humo del tabaco y otros agentes exteriores aún desconocidos producen cambios en el desarrollo de un embrión.


Llevar una dieta saludable durante el período de gestación podrá evitar futuras enfermedades en el crecimiento de un niño.


Hoy día se puede asegurar que el incluir en nuestra dieta ciertos nutrientes, podría evitar la expresión de genes asociados a enfermedades crónicas que aparecen en el futuro.



Si los padres de un bebé son de constitución gruesa y con tendencia a la obesidad, digamos que eso marca en cierto modo los genes, por lo que el bebé podría ser propenso a sufrir la propia obesidad o enfermedades relacionadas con este trastorno.


Esto se puede evitar si la madre cambia sus hábitos durante el embarazo y adquiere unos hábitos alimenticios sanos pudiendo llegar a evitarse un futuro trastorno genético.


Está comprobado que el llevar una dieta rica en antioxidantes disminuye el riesgo de que la persona en un futuro pueda desarrollar algún tipo de cáncer (disminuye pero no se erradica el riesgo)


Llevar un embarazo sin sobresaltos y libre de estrés y preocupaciones, como el ser una madre cariñosa, potenciará positivamente el carácter del hijo.
“La formación de un bebé comienza desde el momento que la mujer queda embarazada”

Comentarios