Cómo saber si soy alcohólico. Síntomas de dependencia.

.
Por regla general, una persona que es alcohólica, sabe lo que es, aunque al igual que un fumador que comienza a engancharse a la nicotina, piensa que puede dejarlo cuando quiera, precisamente por eso nunca intenta dejarlo. No obstante, hay unos síntomas muy claros que avisan cuando una persona ya ha cruzado la línea.


El primer síntoma más claro, sin lugar a dudas, es la necesidad de ingerir alcohol a diario, lo cual esto no significa que la necesidad de ingerirlo todos los fines de semana no te ponga en el centro de la zona peligrosa.



Según los especialistas, hay un análisis que cualquier persona puede hacerse a sí misma a través de unas simples pregunta: 


-¿Soy capaz de pasármelo bien una noche de fiesta sin tomar una copa?
-Si soy capaz de pasármelo igual de bien, ¿por qué bebo?.


Puede que la auténtica respuesta sea que no eres capaz de pasártelo bien si en tus noches de fiesta no las acompañas de varias copas. Hay quien se se siente más seguro con un par de copas y hay quien se deshinibe mejor, lo cual indica que para disfrutar necesitamos ser una persona distinta a la que somos.


Los especialistas advierten que el consumo de alcohol tiende a ir a más y nunca a menos, por lo que tendemos a alargar las situaciones en las que debe estar presente, bien sea para celebrar algo o bien sea para ahogar las penas.


Digamos que termina haciendo el mismo efecto que la nicotina, la cual nos motiva en momentos de aburrimiento, nos despierta cuando estamos cansados y nos relaja cuando estamos nerviosos. En pocas palabras, los necesitamos.


El segundo síntoma es Insomnio.


Puede que no tenga nada que ver con el alcohol, pero un síntoma que en ocasiones le aparece al adicto es la incapacidad para conciliar el sueño o desvelarse en plena noche. Ante este hecho, hay quien se toma una copa de alcohol pensando que eso le ayudará a conciliar el sueño, cuando la realidad es que ese deseo de tomar la copa, incoscientemente es el que te ha despertado.


El tercer síntoma es el genio o mal humor.


Hay personas que cambian su carácter cuando se dirigen al trabajo o cuando vuelven a él. Tienden a sentirse menos agusto con su familia, y cualquier cosa o motivo les hace enfurecer, y cuando ingieren una copa de alcohol es como si se relajaran y se evadieran de los problemas del día a día. En este caso, incoscientemente tenderás a la necesidad de tomar cada vez más a menudo esa copa que te evade de los problemas, pero el problema realmente lo ha creado esa necesidad de tomar la copa.


Y por último, beber en solitario.


Si solo bebes cuando sales de fiesta o para celebrar algo y no tienes necesidad de beber porque no eres un adicto, ¿por qué tomas esa copa en solitario? Puede que si este no es el síntoma más claro de que eres un adicto al alcohol, bien puede ser el más peligroso a la hora de hacerte cruzar la línea.
.........

Comentarios