El secreto del éxito. Ejercicio Mental

Alcanzar el éxito en cualquier aspecto de nuestra vida requiere únicamente de unas directrices. No importa si deséas conseguir el éxito en el amor, en el dinero, en los negocios, en el desarrollo de tu cuerpo,etc. Los pasos y requerimientos son exactamente los mismos. El secreto del éxito radica únicamente en tener un buen acelerador, unos buenos faros, una buena dirección, unos buenos frenos y un buen airbag. Analizamos estos puntos.

1. Un buen acelerador.
Cada mañana de cada día de tu vida en la persecución de tu sueño y tu objetivo, debes pisar el acelerador a fondo. Soñar no cuesta nada, pero conseguir tu sueño requiere de trabajo, esfuerzo y una mentalidad diaria positiva. Debes pisar el acelerador y estar a tope hasta el punto de que cuando termine el día, nunca tengas la sensación de que podrías haber hecho más de lo que hiciste.

Cuando pisas el acelerador a fondo, suele ocurrir que hay personas que se quedan atrás. Para eso está el retrovisor. Nunca aminores tu marcha para esperar a personas que no van a la misma velocidad que tú. Rodéate de personas que tengan el acelerador pisado a fondo igual que tú.

2. Unos buenos faros
Cuando se camina tan deprisa, suele ocurrir que los obstáculos aparecen con más frecuencia y no solemos ver cosas a nuestro alrededor. Unos buenos faros nos ayudarán a ver anticipadamente esos obstáculos e incluso a veces, hasta en los caminos más oscuros podremos iluminar para no perder la visión de donde queremos llegar.

Unos faros que nos proporcionen una buena visión, evitarán que a altas velocidades terminemos estampándonos o fuera de la carretera por un obstáculo insignificante.

3. Una buena dirección.
En los dos sentidos de la palabra, la dirección debe ser correcta. Puedes pisar el acelerador a tope pero si no tienes claro dónde quieres ir, puede que estés corriendo en sentido contrario, por lo que pisarás el acelerador para llegar antes al fracaso y no al éxito.

Ante los obstáculos, giros inesperados y curvas muy pelígrosas y cerradas, debes tener una dirección, tal que una vez que cambies el sentido de tu marcha debido a imprevistos, puedas volver a tu sitio inicial y continuar en el centro de la carretera.

4. Unos buenos frenos.
La velocidad sin control no sirve de nada. El itenerario hacia el éxito está lleno de caminos que en ocasiones serán laberintos y en otras ocasiones llegarás a caminos cuyo fin es una caída hacia el vacío. Cuando detectes que vas hacia uno de esos caminos o tienes frente a tí un camino sin salida frena con toda tu energía.

Cuando hayas comenzado una estrategia equivocada, no continúes, ya que todo lo avanzado en años lo puedes perder en un par de minutos.

5. Un buen Airbag.
Aún haciéndolo todo correctamente, en ocasiones no todo depende de nosotros y circulando por la carretera a alta velocidad siempre podemos encontrarnos con incidentes que no están en nuestra mano evitarlos, como puede ser alguien conduciendo en dirección contraria, que hagamos lo que hagamos terminará impactando con nosotros.

En ese momento lo único que puede salvarte es un buen airbag para que en caso del inminente impacto, no perdamos la vida. Traducido en el lenguaje de los negocios, símplemente decir que tengas medios suficientes o diversificación, para que en caso del impacto que te conduce al fracaso en ese vehículo, no impida que salgas de él y vuelvas a continuar tu recorrido en un vehículo distinto.

Recuerda: El camino es duro, la competencia variada y los obstáculos siempre estarán presentes. Nadie está exento de fracasar en el intento, pero sí que hay personas que están exentas de tener éxito. Son aquellas que nunca lo intentan por miedo a fracasar.

Fuente: Inversiones1000.blogspot.com

Comentarios